Desde la oscura profundidad de la cueva al más profundo sentimiento humano

Por  |  0 Comentarios

POR CÉSAR DALMASÍ
Cesardalmasi @gmail.com

La humanidad sufrió y vivió hace ocho años un episodio sino igual muy similar al que hoy vive y sufre todo el mundo con el caso de los niños y su entrenador atrapados en una cueva en Tailandia, caso muy parecido al de los treinta y tres mineros que quedaron atrapados durante sesenta y nueve días en un mina en Chile.

Tanto en aquel caso de los mineros Chilenos como en el caso que hoy mantiene en vilo a toda la humanidad, con los trece niños y su entrenador atrapados en la ya tristemente célebre cueva tailandesa.

Ahora bien, qué cosa han tenido en común ambas situaciones, pues, definitivamente el dolor, la gran angustia y preocupación lo que ha provocado que se ponga de manifiesto y en primer plano el sentimiento más noble que pueda existir, que es el AMOR, provocando a su vez sentimiento de solidaridad de toda la humanidad hacia quienes son las víctimas y a sus familiares.

Esos sentimientos de amor y de solidaridad deja bien claro el hecho de que en el ser humano habita o alberga DIOS allá en lo más profundo del ser y es que no sólo ha quedado demostrado exclusivamente en los dos hechos que menciono en éste escrito, sino que muchos son los casos en que la misma humanidad ha podido pervivir debido a esa fuerza y realidad que forma parte intrínseca del ser mismo, de la humanidad en términos más amplio.

De manera que esto nos indica claramente que por más inconducta que veamos en la humanidad, la verdad final es que la esperanza no ha de perderse porque estoy seguro que por encima de todos los sentimientos, deseos e intereses, siempre se pondrá más arriba el amor del cual está lleno todo ser humano.

Sin embargo algunas pregunta nos surgen, será que se hace imprescindible la presencia del dolor, la angustia y la desesperación, para que los seres humanos pongan a su vez de manifiesto el amor a favor de los demás, qué extraño, no? Cómo es que esto ocurre? Cómo podría motivarse al ser humano a que se vea en el otro cómo si fuera él mismo? Cuál es la extraña combinación existente entre el dolor y el accionar solidario de los seres humanos?

Y nos podemos seguir preguntando, que aspecto antropológico hace que el ser humano actúe solidariamente únicamente motivado cuando hay dolor o angustia de por medio? Qué dicen la sociología y la sicología al respecto? Con sinceridad que no entiendo dicho comportamiento.

De todas maneras una cosa sí es entendible y admirable y es el hecho de que el caso de los niños y su entrenador atrapados en la cueva Tham Luang, ha motivo la solidaridad de la humanidad, aflorando ese sentimiento de amor hacia los demás que todos llevamos inherente a nuestra propia condición humana.

Pienso que lo mismo ocurriría digamos si la humanidad se viera atacada por una plaga, enfermedad o pandemia, de seguro que los líderes mundiales adversarios o no se pondrían de acuerdo para afrontar y enfrentar conjuntamente tal situación.

Pero por igual, imaginemos que la humanidad se viera por igual atacada por otras civilizaciones de seguro que también se pusieran todos los intereses a un lado y toda la humanidad se uniera, gobiernos y gobernados y se enfrentaría en conjunto a la defensa de la tierra. Entonces porque no somos capaces de hacer lo mismo con nuestros propios intereses y unirnos para resolver los grandes problemas que nos afectan como grupo humano.