El Cine de Centroamérica y de la República Dominicana llega a Málaga

Por  |  0 Comentarios

El ciclo se celebrará entre el 12 y el 14 de junio en el cine Albéniz de la capital malagueña.

Del 12 al 14 de junio, el cine de Centroamérica y de la República Dominicana desembarca en Málaga. De la mano del Festival de Málaga, el cine Albéniz acogerá un ciclo cinematográfico integrado por siete títulos procedentes de los Estados miembros del SICA (Sistema de Integración Centroamericana). Una muestra de la calidad, variedad y riqueza del cine de la región.

El ciclo arranca el día 12 con la proyección de Todos Bailaban, primer corto hondureño en participar en la selección oficial del Short Film Corner del Festival de Cine de Cannes. Dirigido por Jurek Jablonick, este thriler psicológico sigue la vida de Fernando, un alumno de último año en un colegio de Honduras y bailarín profesional de ballet que se convierte en objeto de pesadas bromas y de abuso físico y mental. Acto seguido se podrá ver Sambá, de la República Dominicana dirigido por Laura Amelia Guzmán e Israel Cárdenas.

El filme, seleccionado en el Festival de Tribeca y en el BAFICI de Buenos Aires, narra una historia de supervivencia centrada en el boxeo. Los directores han conseguido un relato despojado de salidas redentoras y un armazón narrativo sólido en el que cada personaje, lejos de los estereotipos de género, cuenta con un peso específico.

Las proyecciones contarán con la presencia de los Exmos. Sres. Norman García Paz, Embajador de Honduras, y de Olivo Rodríguez Huertas, Embajador de la República Dominicana y presidente pro-tempore del SICA-Madrid.

El día 13 será el turno del documental 1, 2, 3 a bailar, del nicaragüense José Wheelock, que ofrece un retrato de Nicaragua a través del movimiento corporal que se manifiesta en tres expresiones de baile: el baile de negras, que representa la memoria ancestral y el sincretismo de un pueblo; el baile de salón, que registra el paso de la historia de los Managua; y la Sico-danza que da movimientos a las vidas de niños y niñas con discapacidad. También el 13, se proyectará Paname: El Fantasma del Gran Francés, de Daniel Zapateiro, documental panameño centrado en la aventura emprendida por el diplomático francés Ferdinand de Lesseps para hacer realidad su sueño: abrir una zanja a través de Panamá para unir los océanos Atlántico y Pacífico.

La programación del día 14 comienza con la guatemalteca Septiembre, un llanto en silencio, de Kenneth Müller. Drama basado en hechos reales que relata la historia de un padre y su hija que emprenden un viaje marcado por la supervivencia durante una de las épocas más difíciles del conflicto armado interno del país.
A continuación, se podrá ver la película salvadoreña Uno, la historia de un gol, de Gerardo Muyshondt y Carlos Moreno, que cuenta la epopeya de El Salvador durante la segunda clasificación de su historia para una Copa del Mundo, la de España 1982, desde las eliminatorias hasta los tres partidos que disputó en aquel Mundial.
El broche de oro lo pondrá la costarricense A ojos cerrados, ópera prima del actor y director Hernán Jiménez. Un drama familiar sobre la vejez y la amistad centrado en la unión entre un abuelo y su nieta tras la desaparición de la abuela.
Este ciclo organizado por la Embajada de la República Dominicana, en calidad de presidente pro-tempore del Sistema de Integración Centroamericana (SICA), tiene la finalidad de promocionar y difundir al séptimo arte de Costa Rica, Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Panamá y la República Dominicana.

La muestra, que ha sido acogida con enorme entusiasmo por Juan Antonio Vigar, director del Festival de Málaga, es una excelente oportunidad para aquellos espectadores que quieran asomarse a nuevos horizontes cinematográficos.

El Festival de Málaga ofrece la muestra “Una región de películas”, que incluye las últimas producciones procedentes de Centroamérica y de la República Dominicana.