El próximo año será dedicado a la comida italiana en el mundo

Por  |  0 Comentarios

Roma.- El ministro de Patrimonio Cultural y Turismo, Dario Franceschini, anunció que 2018 será el año de la comida italiana en todo el mundo como uno de los atractivos principales de quienes visitan este país.

El titular se refirió al tema en el encuentro organizado por la Confederación de Agricultores Directos (Coldiretti) con cuyo presidente, Roberto Moncalvo, firmó un acuerdo de colaboración institucional.

Franceschini recordó que 2016 fue el año nacional de los caminos y 2017 el de los borgos, en tanto el próximo será el año internacional de la comida italiana en el mundo como forma de valorizar tantas excelencias y realizar una gran inversión a favor de la imagen del país.

Señaló que la agricultura, con sus paisajes y el patrimonio enogastronómico, junto con el arte y la moda están entre las principales atracciones del turismo internacional en Italia.

Con Coldiretti -dijo- acordamos un protocolo hace algunos años, y desarrollamos algunas iniciativas como la de Pompeya, donde rescatamos el nexo entre los productos del territorio y los testimonios de las excavaciones, y añadió que ‘hoy renovamos e integramos ese protocolo’.

Indicó que suscribía el acuerdo como ministro de Turismo, por el gran valor del entorno rural y enogastronómico en Italia, y como titular de Cultura, porque ‘cada producto alimentario de nuestra tierra’ es también el sedimento de conocimientos, tradiciones, poblaciones y un pedazo del patrimonio cultural italiano.

Moncalvo, por su parte, señaló que el objetivo de promover el turismo agrícola es esencial para dar a conocer la producción típica local y apuntó que el futuro de la oferta italiana está ligado a un nuevo modelo de desarrollo a partir de sus propias fortalezas con la herencia histórica y artística, el paisaje y sus alimentos.

El protocolo se rubricó a tono con la promoción este año por la ONU de los objetivos del turismo sostenible, para sensibilizar a los ciudadanos y las empresas sobre la necesidad de impulsar acciones de carácter cultural y turístico en toda la cadena de productos agrícolas tradicionales del país.

(PL)