Mensajes por la igualdad de las mujeres en noche de premios Oscar

Por  |  0 Comentarios

Los Ángeles.- Con su discurso de aceptación del premio Oscar a Mejor Actriz, Frances McDormand coronó una noche en la que hubo varios mensajes por la igualdad de género en una industria que sigue siendo hoy muy machista.

Al ser galardonada por su soberbia interpretación en Three Billboards Outside Ebbing, Missouri (Tres anuncios en las afueras), la artista pidió a todas las nominadas en cada una de las categorías -actrices, directoras, productoras, escritoras, compositoras, diseñadoras- ponerse de pie en el teatro Dolby de Los Ángeles.

‘Todas tenemos historias que contar y proyectos que necesitan financiación. Pero no nos hablen de eso en las fiestas de esta noche. Invítennos a sus oficinas en un par de días o pueden venir a las nuestras, lo que prefieran’, expresó.

Ante los miembros de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas -compuesta por hombres en un 75 por ciento, según Los Ángeles Times-, la actriz manifestó que tenía dos palabras para dejarles a los presentes: ‘inclusion rider’.

De acuerdo con la revista The Hollywood Reporter, ese término designa una cláusula que un actor puede solicitar incluir en su contrato, mediante la cual se requiere que el elenco y el equipo en una película cumplan con cierto nivel de diversidad.

Antes de que McDormand subiera al escenario, hubo otras referencias a temas vinculados con las mujeres, como la crítica del presentador de la gala de la edición 90 de los Oscar, Jimmy Kimmel, al productor Harvey Weinstein, envuelto en un gran escándalos desde el año pasado por decenas de denuncias de acoso sexual.

Más allá de alguna broma, el comediante expresó que las acusaciones contra Weinstein y otros presuntos agresores sexuales en Hollywood era algo que se debía haber hecho desde hacía tiempo. ‘El mundo nos está mirando. Tenemos que dar ejemplo’, manifestó.

El caso del productor abrió una ola de denuncias contra figuras públicas en el país por actos de ese mismo tipo e impulsó movimientos como #Metoo y Time’s Up, a través de los cuales las féminas alzan la voz contra el acoso y el maltrato en sus diferentes formas.

La alusión más explícita a esos movimientos ocurrió cuando llegaron al escenario las actrices Salma Hayek, Ashley Judd y Annabella Sciorra, quienes se encuentran entre las mujeres que acusaron directamente a Weinstein por su comportamiento.

Ellas llamaron a una mayor diversidad para el cine Hollywood, a través de un video con imágenes de películas protagonizadas por minorías, en el que una serie de cineastas hablaban sobre los conflictos de género, diversidad y etnicidad.

Pese a tales momentos, varias fuentes consideran que la ceremonia se quedó corta en cuanto a los posicionamientos que los premiados podían haber asumido en tan importante foro.

Son varias las voces que consideran que después del impulso del último año a las demandas femeninas contra el acoso y a favor de la igualdad, esta ceremonia de los Oscar tuvo demasiada corrección política, como muestra de que aún permanece lejano el cierre de las brechas. (PL)