Celebrarán reinauguración oficial de la Sala de Eventos Andrés Francisco Requena del Comisionado

Por  |  0 Comentarios

Nueva York- El Comisionado Dominicano de Cultura en los Estados Unidos, entidad del Ministerio de Cultura de la República Dominicana, celebrará con un concierto en homenaje al merengue y un Maratón de Poesía la reinauguración oficial de la Sala de Eventos Andrés Francisco Requena, el jueves, 30 de noviembre, a partir de las 7:00pm.

El auditorio rinde tributo al destacado escritor y periodista dominicano de la diáspora Andrés Francisco Requena.

El concierto “Merengue jazz: Recuento”, en homenaje al merengue dominicano —declarado por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad—, se celebrará en la sala de teatro Rafael Villalona del Comisionado, localizada en el 541 West de la calle 145, 2do. piso, en Manhattan, Nueva York.

El concierto, bajo la dirección musical del pianista Miguel Andrés Tejada, incluye temas íconos del merengue dominicano como “Caña brava”, “Compadre Pedro Juan”, “Los algodones”, “Juanita Morel”, “Los saxofones”, entre otros, en las versiones instrumentales de los más destacados precursores del género como Tavito Vásquez y Crispín Fernández.

Luego del concierto, se celebrará un Maratón de Poesía con micrófono abierto, con la participación de poetas participantes en el evento.

Además, a las primeras personas que asistan se les regalará la novela Cementerio sin cruces, de Andrés Francisco Requena, editada por la Editora Nacional, del Ministerio de Cultura de la República Dominicana, en la que critica la dictadura de Rafael Leonidas Trujillo, lo que le costó la vida.

El comisionado dominicano de Cultura, Lic. Carlos Sánchez, invitó al público en general a asistir a la reinauguración oficial de la Sala de Eventos Andrés Francisco Requena, situada en el primer piso de la sede del Comisionado, la cual es un auditorio multiuso donde se realizan conferencias, puestas en circulación de libros, exposiciones de artes visuales, obras de teatro, coloquios, talleres, charlas, recitales, conciertos, etc.

La Sala de Eventos Andrés Francisco Requena, en cuyo vestíbulo el público se encontrará con una alegoría de fachada que hace honor a la casa campesina dominicana, también contará con una tienda de artesanía, y una biblioteca-librería para la lectura y venta de libros, especializada en autores dominicanos.

La sala cuenta con paredes para exposición de obras de grandes formatos, y con un escenario que al igual que el de la sala de teatro Rafael Villalona dispone de avanzados recursos técnicos.

Como una manera de aprovechar el máximo de este local, el Comisionado ha dispuesto la construcción en la parte inferior de la Andrés Francisco Requena de un estudio de televisión para la producción y grabación de programas especiales dedicados a promover la cultura dominicana.

“Una vez más el Comisionado pone a la disposición de la comunidad un amplio espacio con las condiciones necesarias para que la comunidad cultural y artística dominicana pueda celebrar sus eventos”, dijo el Lic. Sánchez.

El evento es gratis. Para información, llamar al 212-234-8149, o visite el sitio web del Comisionado: www.codocul.com. Síganos en Twitter: @codocul1 / Facebook: www.facebook.com/comisionado.cultura/, / Instagram: www.instagram.com/codocul/Requena

Andrés Francisco Requena (1908-1952). Escritor y periodista dominicano. En su juventud trabajó en diferentes oficios, entre estos, sastrería y boxeo. Fue diplomático durante el gobierno de Rafael Leonidas Trujillo, pero diferencias con el dictador lo empujaron al exilio. Fue uno de los muchos escritores que vivió en los Estados Unidos, lo que le ayudó a ampliar sus horizontes literarios. En la década de 1940 trabajó en Nueva York como periodista.

En 1948 fundó el periódico Patria en el que denunció los abusos y crímenes del régimen. En 1949 publicó en México la novela Cementerio sin cruces, ambientada en el sur del país en la que critica la dictadura de Rafael Leonidas Trujillo y lo ridiculiza de forma directa, lo que le costó la vida. Su muerte fue un crimen del tirano y constituyó un escándalo en Nueva York.

Murió el 2 de octubre a manos del sicario Félix Wenceslao Bernardino Evangelista, quien se dedicaba a cumplir este tipo de órdenes del gobierno trujillista.